fbpx

Capital excedente: ¿qué es y cómo usarlo sabiamente?

El capital excedente es el total que se obtiene como resultado de la resta entre los activos menos los pasivos de un inversionista. Foto: Freepik

Desde el punto de vista económico, se entiende que el excedente es parte de la producción que sobra una vez cubiertas las necesidades básicas y el consumo corriente. En el caso de capital excedente, es el total que se obtiene como resultado de la resta entre los activos menos los pasivos de un inversionista.

Por lo tanto, es válido referirse al capital excedente como dinero que no está comprometido y, por ende, se puede utilizar en productos financieros como fondos, bonos corporativos o notas estructuradas. También, y como opción válida si tienes un negocio propio, puedes reinvertir tu capital en él.

Qué puedes hacer con el capital excedente o adicional

Tus negocios e inversiones van muy bien, pero has empezado a acumular dinero líquido extra, ¿qué puedes hacer con él? Aquí algunas ideas.

Crea una reserva

Al ser propietario de una o varias empresas, aún tienes obligaciones regulares por cumplir. Un excedente podría ayudarte a cubrir las planillas, así como las facturas que están pendientes por pagar.

En el caso de que tus ingresos ordinarios disminuyan, esta reserva te podría proveer de un colchón financiero al que puedas acudir para subsanar una falta de liquidez en un corto plazo.

Para calcular el nivel de esta reserva, lo ideal sería proyectar diferentes escenarios o uno en común en donde el porcentaje de ingresos ordinario caen por un tiempo determinado. A continuación, debes proyectar el nivel de gastos que tendrías en ese escenario para luego conocer la cantidad de dinero que necesitarás para superar tu déficit.

Reinvierte en tu negocio o en otros

El colchón financiero siempre será fundamental para cualquier empresario o inversor, pero también lo son sus inversiones tanto en sus negocios como en los de terceros.

Las inversiones en tu negocio pueden abarcar desde la creación de una nueva unidad de negocio con miras a la producción de nuevos productos; hasta la expansión hacia otros mercados.

Las inversiones hacia terceros serían la compra de acciones o bien la inyección de capital para empujar el desarrollo de una empresa emergente, cuyo producto estrella pudiera revolucionar su sector.

Lo importante es que, cualquier inversión que realices, debería poder ayudarte a potenciar tu flujo de caja en un futuro.

Invertir en bienes diversos

Otra forma de aprovechar el capital excedente es adquiriendo bienes como inmuebles, obras de arte, maquinarias o terrenos. Una forma indirecta de hacerlo es a través de fondos de inversión.

Este tipo de inversión también podría resultar de ayuda en caso de que requieras de inyección de capital en un futuro cercano o para hacer frente a un déficit.

Comprar otros negocios

Algunos empresarios suelen hacer compras de otros negocios que son afines a su línea comercial actual o que les provee un acceso a una determinada región.

Sea por diversificación o expansión, la compra de otros negocios podría resultar una inversión rentable a largo plazo cuando la base de clientes de la actual compra significa un potencial retorno de la inversión.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

También le puede interesar: